Saltar al contenido

Cómo limpiar un sofá de tela

Limpieza Sofás manchas

El uso frecuente del sofá de tela, hace que su limpieza deba ser más exhaustiva para mantenerlo en óptimas condiciones.

Además es un gran foco para las personas que tienen alergia a los ácaros del polvo.

Existen sofás de muchos tejidos y materiales diferentes por eso según de que material estén hechos debemos darle un tratamiento u otro.

Por eso, muchas veces éste se ensucia con restos de comida, manchas o cercos.

Para evitar ese tipo de problemas, enumeramos los principales consejos para cómo limpiar un sofá de tela.

Los sofás, chaiselongue, sillones, suelen venir con una etiqueta que indica la mejor manera de limpiarlos.

Son cuatro letras (O, W, P e F) que tienen los siguientes significados:

O: la tela puede ser lavada con agua
W: use un trapo húmedo y productos específicos
P: lavado en seco
F: la higienización debe ser hecha por un profesional

Limpiar el sofá de tela

Debes de tener mucha precaución con el uso de limpiadores abrasivos, cada tela es un mundo, y lo que le fue excelente para alguien, y cuenta sus trucos en internet, para tu sofá de tela puede ser dañino, antes de experimentos, es aconsejable hacerlo en una zona no visible de tus sofás.

Así evitaremos un disgusto de difícil solución.

Utilizar el aspirador

Cuando pasamos el aspirador en casa solemos quitar la suciedad que hay alrededor del sofá y, como mucho, la que hay debajo si tenemos ganas y fuerzas para levantar el sofá. Pero muchas veces nos olvidamos de que también hay suciedad en el propio sofá y no pasamos el aspirador por ahí.

No se trata de plantar directamente el aspirador encima del sofá, sino de utilizar un cepillo adecuado para aspirar la suciedad.

Enfundar y desenfundar las almohadas del sofá?

¿Te preguntas cómo limpiar el sofá sin desenfundar?

Pues vamos a responderte a eso porque sabemos bien que quitar las fundas del sofá puede ser un auténtico engorro, especialmente en algunos modelos en los que las cremalleras son muy estrechas.

Y lo peor no es quitar las fundas. Normalmente, lo peor es volver a ponerlas una vez que se han lavado, ya que parece que es imposible que la espuma vuelva a entrar en el interior.

Y todo esto sin contar con que, en algunas ocasiones, las fundas podrían encoger y crear un verdadero problema.

Como rotura de cremalleras de las fundas.

Evitaremos todo esto con una limpieza profesional de tapicerías.

Nos desplazamos a tu domicilio con el equipo móvil y sin desenfundar tus sofás, sin manchar absolutamente nada, volverás a disfrutar de unas tapicerías completamente limpias y desinfectadas.

Totalmente garantizado, los malos olores, cercos, ácaros, serán historia.

Nuestro sistema de limpieza detergente alto rendimiento +agua a 90º grados ,garantizan una limpieza de tapizados total, todo ello sin dañar la tela de tus sofás ,ya sea de microfibras, anti manchas ,etc.

Disfrutaras de tus sofás como el primer día, colores vivos y completamente desinfectados.

Consejos antes de limpiar tu sofá 

Algunos productos comerciales limpiadores están cargados de químicos sintéticos que debilitan las fibras de las telas de nuestro sofá, por lo que su uso continuado en el tapizado del sofá, podría originar algún desperfecto, rotura o desgaste. Si el sofá es de color, estos productos a la larga también pueden alterarlos y desteñirlos.

Además de todo lo anterior, es importante que nuestros sofás estén alejados de fuentes de calor comoestufas y radiadores.

Si es de cuero procura no dejar libros o revistas en el sofá porque, si hace calor, la tinta puede acarrear consecuencias desastrosas.

Con estos sencillos consejos de cómo limpiar tu sofá de tela,tus tapicerías volverán a relucir como el primer día.

Principales tipos de tejidos Sofás

Piel: se limpia fácilmente. Dándole un uso adecuado la piel le puede durar hasta quince o veinte años.

* Tejidos (algodón, lino): son más valiosos pero se manchan fácilmente y resultan inflamables.

* Seda: sin duda una tela preciosa, pero frágil.

* Sintéticos (microfibras): prácticos y duraderos, además de ser muy agradable al tacto.

* Piel de imitación o piel sintética: menos deformable y más barata.

* Alcantara: tejido de poliéster y poliuretano, no deformable, se lava fácilmente y es muy suave al tacto y bastante caro de precio, semejante a la piel, incluso más caro.