Saltar al contenido

Los ácaros y cómo evitarlos?

Limpieza de Colchones a Domicilio Murcia

Ácaros que son?

Los ácaros (acari o acarina, del griego akarés, son una subclase de arácnidos, de los que existen casi 50.000 especies descritas de un total de entre 100.000 y 500.000 especies que todavía no han sido clasificadas.

La mayoría de los ácaros no son visibles al ojo humano y alcanzan unos pocos milímetros de longitud; así, los ácaros de polvo doméstico miden entre 0,2 y 0,5 mm.

Son uno de los grupos más antiguos de animales terrestres, ya que se conocen fósiles de hace 400 millones de años, y se encuentran distribuidos por todo el mundo, adaptados para vivir en todos los medios conocidos del planeta.

Se han identificado ácaros en altitudes comprendidas entre los 5.000 m sobre el nivel del mar y los 4.000 m de profundidad, y son especialmente abundantes en áreas costeras. El rango de temperatura para su reproducción es muy amplio (5º-30º C), aunque la temperatura óptima es de 25º C.

¿Cuál es el hábitat de los ácaros?

sketch-line-green

Los ácaros causantes de enfermedad alérgica se localizan preferentemente en dos diferentes hábitats: viviendas y almacenes.

Los principales factores ambientales que influyen en la presencia de ácaros son: la temperatura y la humedad relativa. La temperatura óptima oscila entre 25º y 35º C.

La humedad relativa óptima para el D. pteronyssinus es superior al 75% y para el D. farinae oscila entre el 50 y el 60%. La proliferación en estas condiciones es más rápida que a temperatura y humedad inferiores.

La presencia de hongos facilita también el desarrollo de los ácaros, probablemente por la digestión previa que realizan este sobre los lípidos con los que a su vez se alimentan.

¿En qué zonas de las casas abundan los ácaros?

sketch-line-green
limpieza colchones a domicilio

Dentro de nuestro hogar los ácaros se han instalado en las sábanas, almohadas, alfombras, cortinas, sofás, peluches y colchones.

Los sofás y sobre todo los colchones constituyen un excelente microhábitat para la fauna acarina ya que, dada la profundidad de su relleno, retienen mucha humedad, proporcionándoles los tres factores que necesitan para su óptimo desarrollo: calor (procedente de la transpiración del que duerme) y comida (escamas de piel humana).

La humedad es el principal factor limitante para su desarrollo; los niveles óptimos de humedad relativa son del 75% a 15º C.

Estos valores se alcanzan fácilmente en los colchones mientras están ocupados, un promedio de ocho horas al día.

El calor y la transpiración de sus ocupantes producen un aumento en su temperatura que alcanza 25º-30º C, y su humedad relativa se incrementa en un 5-8%.

De ese modo, durante esas 8 horas al día, los ácaros de los colchones encuentran unas condiciones favorables de desarrollo.

Este tiempo puede ser mayor si la cama se hace de modo inmediato, sin ventilación previa, por lo que se puede mantener cierto grado de temperatura y humedad durante casi 16 horas.

¿Cómo se manifiesta la alergia a los ácaros?

sketch-line-green

Los síntomas de la alergia a los ácaros son, en la gran mayoría de casos, de tipo respiratorio: rinitis y asma.

En algunas regiones de España la sensibilización a los ácaros afecta a más del 40% de la población y al 80% de los asmáticos.

¿Se puede prevenir la alergia a los ácaros?

sketch-line-green

Limpia tus sabanas semanalmente a 60º en la lavadora.

Pasa la aspiradora una vez por semana, a tu colchón, sofás y alfombras.

Realizar una limpieza profesional anual profunda de todos tus colchones, con detergente anti-bactericida a 90º grados, para eliminar por completo los ácaros. Tu salud lo agradecerá…

Bicarbonato de sodio y aceite esencial,
Una excelente idea para matarlos es hacer una mezcla de bicarbonato de socio y algún aceite esencial, si así deseas, que puede ser de lavanda o de menta según lo prefieras.

Lo único que debes hacer es coger 1 taza de bicarbonato, verterla en un frasco junto con 6 o 8 gotas del aceite de esencial y agitar fuertemente para que se disuelva

Luego, con ayuda de un colador, esparce la mezcla por los colchones de las habitaciones y deja actuar por espacio de una hora.

Una vez que haya pasado el tiempo, coge la aspiradora y retira los restos de bicarbonato que hayan quedado sobre el colchón, pon la ropa de cama completamente limpia y ¡ya esta, problema solucionado!

Los ácaros no son resistentes a la luz del sol, de modo que te sugerimos colgar la ropa, las sábanas, las fundas de almohadas y todos los artículos de cama para que la luz solar penetre en ellos.

También puedes retirar los colchones, los muebles y las alfombras a tu terraza o tendedero para que reciban la luz directa del sol.

Y si tienes algún tipo de duda estamos a tu disposición…